Select Page

Cualquier emprendedor en busca de innovar o crear una empresa señala que durante las primeras etapas de desarrollo el buscar incrementar su capital de deuda es extremadamente complicado debido a las enormes incertidumbres involucradas. Las empresas jóvenes, especialmente aquellas con modelos de negocio que no están completamente probados o las empresas que no han alcanzado un punto de equilibrio, a menudo tienen dificultades para acceder a un financiamiento.

Es así que encontramos por un lado a las empresas de nueva creación con potencial de crecimiento que requieren cierta cantidad de inversión y, por el otro, están los inversores con poder a quienes les gusta invertir su capital en negocios con una perspectiva de crecimiento a largo plazo. Este capital se conoce como Venture Capital, capital de riesgo o de emprendedor, y a los inversionistas se les identifica como capitalistas de riesgo.

Los Venture Capitals (VCs) son una forma de financiamiento utilizada por empresas nuevas y jóvenes en diferentes etapas de su desarrollo y que actualmente (y en un futuro próximo con mayor presencia seguramente) se consideran una gran opción para impulsar el crecimiento de la economía.

FONDOS DE CAPITALES DE RIESGO

Los fondos de capital de riesgo juegan un papel importante al realizar inversiones arriesgadas en empresas nuevas y jóvenes a cambio de la propiedad del capital. El papel que desempeñan los VCs no se limita a la contribución de capital, sino que también brindan tutoría, conexión con la industria y una red completa de sistemas de soporte que permite la expansión a gran escala de modelos comerciales jóvenes. No solo es beneficioso para los emprendedores, sino también tiene otros impactos positivos.

Los inversionistas que ponen su dinero en fondos de capital de riesgo buscan empresas que puedan crecer rápidamente y que tengan modelos de negocios innovadores que aseguren un buen rendimiento una vez que empiecen a funcionar puesto que se encuentran en una etapa temprana de desarrollo.

Cuando un fondo de riesgo invierte en una empresa, se transforma en dueña parcial o accionista; su objetivo principal es que con la ayuda del capital, la empresa logre aumentar su valor y la inversión madure lo suficiente para que el capitalista pueda retirarse obteniendo un beneficio.

CASOS DE ÉXITO

En 2018, siete de las diez compañías más valiosas del mundo eran empresas nuevas que tuvieron un comienzo humilde y fueron financiadas por capital de riesgo. Estas incluyen a Apple, Alphabet (Google), Microsoft, Amazon, Facebook, Tencent y Alibaba. Cabe destacar que cinco de estas siete empresas nacieron en Silicon Valley, el centro del emprendimiento, la innovación y el capitalismo de riesgo.

En América Latina, la mayoría de las PyMEs carecen de acceso al financiamiento; son demasiado pequeñas para los bancos comerciales nacionales y demasiado grandes para las instituciones de microfinanzas, por lo que el capital de riesgo ayuda a cerrar esa brecha financiera. Algunos CEO de PyMEs beneficiadas destacan que el apoyo de VCs dio a sus empresas un aumento de credibilidad entre clientes potenciales, proveedores, empleados, prestamistas e inversores y de igual manera les permitió obtener préstamos comerciales que antes no estaban disponibles para ellos, lo que se traduce en un beneficio considerable.

Específicamente en México, los fondos de capital de riesgo han diversificado sus intereses y gracias a ellos, startups como Cornershop, Petsy, Kueski, Clip, Crehana, Clickonero, SinDelantal, entre muchas otras, han podido convertirse en negocios rentables y exitosos.

Fuente.