Select Page

Hoy, la tecnología está integrada en todo lo que hacemos, impactando la forma en que vivimos, trabajamos y experimentamos el mundo.

La innovación tecnológica afecta todos los aspectos de nuestro mundo, desde la agricultura hasta el transporte y la forma en que nos comunicamos entre nosotros. Las tareas mundanas ahora se pueden automatizar mediante la automatización de procesos robóticos, mientras que la inteligencia artificial se está convirtiendo en un colaborador en industrias tan variadas como la medicina, el transporte y la moda.

La tecnología ahora está firmemente integrada en nuestras actividades cotidianas, a veces hasta un punto en que lo digital se vuelve invisible, difuminando las líneas con el mundo físico.

Pero el alcance de la “Nueva” tecnología es aún mayor que eso: la innovación está remodelando nuestra sociedad. Este nivel de integración es la próxima gran evolución social. El mundo se está reinventando no solo en torno a la innovación digital, sino, por extensión, en torno a las empresas que brindan esos servicios.

La revolución tecnológica en la que vivimos hoy, y las innovaciones que ha traído consigo, sólo están limitadas por nuestra imaginación y el grado de aceptación social de lo que es posible. Un ejemplo simple pero poderoso de esto son los vehículos autónomos.

Otras tecnologías también han visto avances exponenciales, que incluyen:

  • Nube
  • Inteligencia artificial
  • Blockchain
  • Realidad aumentada y virtual
  • Internet de las cosas
  • Robótica
  • Computación cuántica

Estas tecnologías nos ayudan a avanzar hacia un mundo sin interrupciones, donde los productos y servicios están disponibles para nosotros si los necesitamos y cuando la tecnología se ha vuelto invisible e indivisible de la vida cotidiana de las personas.